martes, 17 de febrero de 2015





Los monólogos . 
Creatividad y  las a las IIMM

Abrir ventanas a nuestras posibilidades, abrirlas al mundo que tenemos cerca, darnos alas hacia lo que aún no conocemos profundamente pero que se nos sugiere a menudo, es también creatividad y es abrir camino a nuestra felicidad y más específicamente a la de los niños y jóvenes que están descubriendo la vida y descubriéndose a si mismos.
Desde que Binet y Simón a principios del siglo veinte dedicaron su atención a desarrollar herramientas de medida de la inteligencia de los niños como elemento innato e inamovible, y que Stern en 1912 focalizara su estudio en la valoración, que no valorización, de la  inteligencia de un individuo con un solo número,  la medida del Cociente Intelectual o CI, Spearman impuso la importancia del saber general, g, o factor g que no cambiaba mucho con la edad o la experiencia propio de cada niño focalizando en el  factor g el  éxito en la escuela. A finales de los años treinta Louis Thurstone, pionero americano en psicometría, inició la teoría de diferentes tipos de inteligencia negando así  la existencia de un concepto general y singular de ella;  propuso la teoría de la inteligencia como algo más  complejo que el saber general  g. estableciendo “la existencia de siete tipos de inteligencia: espacial, numérica, fluidez verbal, comprensión verbal, velocidad perceptiva, razonamiento abstracto, y memoria asociativa”.
En ésta línea Gardner, en 2006,  define inteligencia como la habilidad de resolver problemas o crear productos de necesidad en cualquier cultura o comunidad; es más, y la definir una inteligencia exige que sea localizable en alguna región del cerebro, y que sea dinámica en cuanto a la posibilidad de ser valorizada con estímulos adecuados. El Dr. Howard Gardner concreta en todos los seres humanos las siguientes inteligencias: la lingüística, la musical, la lógica-matemática, la espacial, la corporal-kinestésica, la intrapersonal, la interpersonal, y la naturalista.
 Se abre ante nosotros el reto y la oportunidad de buscar en nuestro propio cuerpo y en nuestras habilidades, de encontrar en nosotros mismos movimiento en el espacio, la cadencia lógica de elementos, la riqueza y fluidez de palabra, desarrollar la memoria, sugerir y situar objetos e imágenes en el espacio a partir de un concepto, relatar ideas con música o musicalizar un contexto, aproximar la naturaleza con un gesto o reír de nuestra propia persona, cautivando a quienes tenemos delante sorprendiéndolos con gags, atrapándonos en descubrir y descubrirnos.
Hablo de creatividad como expansión de nuestros potenciales dejando un espacio pequeño o grande a la curiosidad. Hablo de desarrollar las inteligencias múltiple. La pasión por la creatividad y por el desarrollo de las inteligencias múltiples, y el descubrimiento de las posibilidades que ofrecen los monólogos como género de la interpretación para estimularlas, me provocan hacer un apunte para la divulgación de este género.

Etimológicamente Monólogo procede del griego mono, uno, y de logo, palabra. Este género reciente parece que fue iniciado en 1930  por Gabriel Loverture. El monólogo es un discurso fácil de seguir que emite una persona y lo dirige hacia uno o unos receptores, auditorio. En principio lo podemos identificar en diversos géneros literarios, poesía, teatro, novela, cuento, debate, periodismo.  y también puede diseñarse en diferentes ámbitos.
Además de las propuestas y/o consejos para realizar un monólogo, y con la premisa de evitar cualquier imitación, y trabajar la singularidad de la propia interpretación y la personalidad de nuestro personaje, su credibilidad, nuestra comodidad al "encarnarlo" , podemos acercarnos al análisis de algunos clásicos y alguna de sus características: Leo Harlem (lo cotidiano), Goyo Jiménez (la sociedad americana), Dani Rovira (hombres vs mujeres),  Berto Romero (los médicos), Jerry Seinfeld, Ellen Degeneres (la observación), Carrot Top, Gallagher (los elementos de apoyo), Robin Williams (improvisación) y otros. 
Una clasificación temática me lleva a destacar el protagonismo que ha dado a la ciencia Famelab. La divulgación científica está posicionándose en nuestra sociedad como una necesidad de este siglo XXI (he referenciado esto en múltiples ocasiones) y gana adeptos monologistas entre los científicos de nuestro país y de Europa.
https://youtu.be/6PLLyUVVJI8
Maqueta inicial, publicada en cerrado para participar en Famelab 2015, hoy en abierto. Condicionada por el requisito de 3 minutos de duración.
Doce de quinientos monólogos de divulgación científica participantes han pasado a la fase de España. Felicidades y que gane el mejor y que fluya la Ciencia y la Tecnología !